1 de septiembre de 2008

Memoria


No tomes muy en serio
lo que te dice la memoria.

A lo mejor no hubo esa tarde.
Quizá todo fue autoengaño.
La gran pasión
sólo existió en tu deseo.

Quién te dice que no te está contando ficciones
para alargar la prórroga del fin
y sugerir que todo esto
tuvo al menos algún sentido.

-Josè Emilio Pacheco-

8 comentarios:

Noray dijo...

Aún así vale la pena
ensimismarnos en nuestra memoria

Un beso

La cocinera dijo...

Uno se cobija en el pasado ilustrándose un presente diferente.
Lo que no fue pero pudo haber sido.
Ilusión, sueños, anhelos son parte de la vida.

Donelia Pérez dijo...

Preciosa la imagen...la puerta en que se cobija el pasado, un pasado del cual probablemente solo quedan recuerdos que se alojan en nuestro interior, acompañada de la subjetividad la cual muchas veces lleva al recuerdo de la mano ...

Me encanta la fotografía y las palabras que la acompañan!

KALISTA dijo...

Tomare en cuenta eso de lo que me dicte la memoria, no es mala sugerencia....
Suele traer cada cosas!!... que empantanan, y poco ayuda...
Te dejo un beso grande.

Poetiza dijo...

Hermoso poema, y mucho de cierto hay en esas palabras, la memoria muchas veces miente al recordar algo que inventamos para sentirnos amadas. Un beso, cuidate.

María Sánchez dijo...

La memoria es el único lugar donde todas las quimeras son posibles.


Un gusto pasar y leer.


Un abrazo

María

Sol dijo...

Muy bello el poema y la ilustración... La memoria debe usarse correctamente, debe evocarnos en el aquí y ahora todo el aprendizaje del ayer... Esa es su función, la manera más provechosa... Aunque la añoranza y la nostalgia siempre nos acompalen un ratito...
Cariños!
Sol.

alexandra dijo...

Bella la foto y bello el poema. Gracias por tu visita en mi blog, me alegra que mis fotos te traigan recuerdos de lugares en los que estuviste.
Un gran abrazo desde Buenos Aires.