9 de junio de 2008

Enseñanza

Algo más, algo menos, mi querido muchacho,
las voces de los hombres son todas un engaño;
sólo somos honestos cuando niños,
y ya después en el sepulcro.

Yacemos luego junto a los que nos precedieron,
sabios al fin y llenos de fría claridad,
y con los huesos blancos crujir hacemos la verdad,
y alguno mentiría, otros preferirían una vez más vivir.

-Hermann Hesse-

10 comentarios:

.gpb dijo...

jaja muy bueno.

lastima que soy un hombre.

jeje

saludos!!

estrip dijo...

si digo que me ha gustado creeras que es un engaño así que diré que no me ha gustado y quizas sea otro engaño.

Noray dijo...

Como casi todo lo que escribió Hesse, es una gran verdad.

Un beso.

UMA dijo...

.gbp:
Entonces?
o_o
--------------

estrip:
Yo no harè ningùn juicio de valor cobre su persona, sèpalo:)
Un abrazo
---------------

Noray:
Hesse es mi gran maestro desde mi adolescencia.
No tengo calificativos para su obra, me desborda.
Gracias por pasar

cuentosbrujos dijo...

Que buen trabajo haceis , en serio
saludos brujos¡¡¡ me reido

UMA dijo...

Cuentos:
jajaja, me contagian la risa, pero te juro que no se què es lo gracioso...
No Os Comprendo!, Hombre!

alexandra dijo...

Siempre me fascinó Hess, sobre todo cuando era jovencita. Gracias por compartirlo con nosotros.
Un gran abrazo.
Alex.

El Secretario dijo...

Hola Uma.

Entré acá por vez primera.

Me asustó un poco un blog hecho toditito por mujeres...

; )

Pero veo que tú eres la que ha traído, al menos, las tres últimas entradas...

Una duda me corroe: Cuando Hesse habla de "los hombres", ¿se refiere sólo al género masculino o al general de la humanidad?

No estoy de acuerdo con lo de "sólo somos honestos cuando niños".

Algunos aprenden triquiñuelas engañadoras a edades sorprendentemente cortas, cada vez más cortas...

Y: no sé si la verdad querrá que la hagan crujir (y menos con huesos blancos...)

Ya sabes: o me vuelvo trascendente y respondón, o me vuelvo irónico y respondón.

: D

Abrazo a voces (sin engaños).

UMA dijo...

Alex:
Gracias por pasar.
Te visito.
Un beso
----------------

Secretario:
Cuando Hesse habla de "hombres"
dice humanidad, sin distingo.
Cuando habla de los niños
supongo que habla de lo puro
y probo, los niños sòlo hacen picardìas
y màs tarde distinguen entre "bien-mal".
Este texto para mi tiene
cierto valor porque mucho lo
he leido y leo de continuo.
Y tambièn supongo que habla del
autoengaño en el que muchos caemos
cuasi-inconcientemente, inmersos
en tanto vericueto psìquico.
Me ha encantado tu comentario.
Un beso enorme y gracias!

Goyette Dos Gallos dijo...

Se equivoca, me atrevo,
siempre mentimos,
más cuando hablamos.


Ahora miento, hesse, no se equivocó, no sé lo que soy.