19 de julio de 2008

Alfonsina


Señor, Señor, hace ya tiempo, un día
soñé un amor como jamás pudiera
soñarlo nadie, algún amor que fuera
la vida toda, toda la poesía.

Y pasaba el invierno y no venía,
y pasaba también la primavera,
y el verano de nuevo persistía,
y el otoño me hallaba con mi espera.

Señor, Señor; mi espalda está desnuda,
¡haz estallar allí, con mano ruda
el látigo que sangra a los perversos!

Que está la tarde ya sobre mi vida,
y esta pasión ardiente y desmedida
la he perdido, ¡Señor, haciendo versos!



-Para vos amiga-

6 comentarios:

Anónimo dijo...

precioso, versos muy elegantes y poseen una intensa musicalidad... y tu blog es así tambien, gracias por descubrirlo.

besos, nos leemos.

Daniel Rico dijo...

Yo suelo tomar mate con una amiga a la sombra del monumento a ALFONCINA STORNI, ahora me doy cuenta que es una costumbre desolada.

Me gusto mucho tu blog.

alexandra dijo...

Hola Uma, hermosa la poesía y la música mejor. "Alfonsina y el mar" siempre me hace lagrimear un poco. Pasé a desearte un hermoso fin de semana.
Un abrazo

Noray dijo...

Bello soneto para una gran mujer y una extraordinaria poeta.

"Que está la tarde ya sobre mi vida,
y esta pasión ardiente y desmedida
la he perdido, ¡Señor, haciendo versos!"

Este terceto es bellísimo

Un beso

Las del Muelle dijo...

Angelus, Daniel, Ale, y Noray:
Gracias por pasar y dejar sus amorosos comentarios.
Alfonsina, sin duda es "la elegida", una constante en este blog si por mì fuera:)
Un beso

Uma

CintiTa dijo...

Uma, te felicito por este post. me encantó, sin palabras, bellísimo!!
besitos, hasta pronto!!