5 de abril de 2009

ALGO INVISIBLE FLUYE A NUESTRO LADO




Acaso despedirse de la vida
sea contar las veces que nos quedan
por habitar las cálidas costumbres.
Quizá estas tibias cosas cotidianas
ofrezcan las imágenes de lo que un día fueron:
encuentros soberanos con la luz
o con ese misterio fugaz de la hermosura,
la voz de una mujer, aquel poema,
cierto instante encantado del crepúsculo,
cuando el aire se incendia en los balcones
y el valle como un cuento se duerme en sus palabras.
Algo queda latente en nuestros labios,
un gozo, una inquietud ante lo impronunciable,
y la brisa remonta la torre del jazmín
y susurra leyendas de amor y de nostalgia.
Algo invisible fluye a nuestro lado,
el delirio estelar, la música del cosmos
palpitando en su espera deslumbrada.

-Justo Jorge Padròn-

5 comentarios:

Noray dijo...

Sublime poema de mi paisano Jorge Justo Padrón.

Siempre queda algo
que late en el corazón
y en la memoria.

Un abrazo

Adolfo Payés dijo...

Precioso versos, un gusto siempre leerte.

saludos fraternos
un abrazo

Verbo... dijo...

Has rescatado esa hoja
y me ha encantado.

Necesito un encuentro soberano con la luz. Me atrevo, la necesidad es tal, que me atrevo a un encuentro soberano con la luz.

Y por gracia o regalo, ver su fugaz hermosura.


:)

Besos Uma ♥

estrip dijo...

precioso!

descubro a Jorge Justo con estas letras preciosas.

Saludos!

Donelia Pérez dijo...

Preciosa imagen! Me encanta esa luz...